Los nativos digitales

Los nativos digitales y los servicios de Healthcare

Tiempo de lectura: 4 minutos
¿Cómo pueden los jóvenes nacidos con el smartphone y el acceso instantáneo a la red adaptar sus vidas frenéticas al ambiente sanitario, caracterizado por largas esperas?

Las numerosas llamadas telefónicas, las largas colas para reservar hora con el médico, las listas de espera… Todo esto representa solo una parte de los elementos que inducen a los menores de 30 años a vivir el acceso a la sanidad con impaciencia e insatisfacción.

De hecho, está demostrado también por algunos ensayos acerca de la denominada generación Y, o de los millennials.A diferencia de lo que comúnmente se puede pensar, los millennialsson los jóvenes que pertenecen a la generación nacida entre principio de los años ochenta y mediados de los noventa.

Con una edad actual entre los 25 y los 30 años, se trata de la primera generación que ha crecido con el acceso al World Wide Web. Por lo tanto, una parte cada vez mayor de los pacientes y usuarios de los servicios sanitarios presenta las características analizadas en estos ensayos.

A la hora de dirigirse a los servicios sanitarios, esta generación de jóvenes espera encontrar una asistencia capaz de satisfacer sus expectativas en términos de conveniencia, eficacia y eficiencia. Pide soluciones que sepan adaptarse a sus ritmos cotidianos, y no al revés.

Personalizar los servicios en base a necesidades cada vez más smartfast y digital

 Según algunas investigaciones, los nativos digitales presentan peculiaridades que los caracterizan de forma clara en comparación con otras generaciones.

Conocer en profundidad el propio usuario para proponerle soluciones adecuadas a sus necesidades incluye un trabajo de investigación largo y extenso. A través de laUser Experiencepodemos comprender los comportamientos de los pacientes, sus objetivos y sus necesidades, y así diseñar productos y servicios enfocados completamente en ellos.

Trabajar para la generación Y significa, sobretodo, considerar el aspecto de la recogida, tratamiento y difusión de datos. Esta parte de la población vive el momento y aprecia el uso de aplicaciones, chat y correo electrónico para programar las citas y gestionar sus compromisos. Por lo tanto, los proveedores de servicios sanitarios deberán superar el concepto del one-size-fits-all(una formula única para todos), puesto que los más jóvenes están acostumbrados a experiencias cada vez más personalizadas, provenientes del mundo del B2C, como por ejemplo la oferta de Amazon para las compras online.

El enfoque sanitario va hacía el mundo digital: según una encuesta de Accenture, el 51% de los nativos digitales entrevistados ha declarado que utiliza habitualmente una aplicación móvil o un dispositivo portátil para gestionar su estilo de vida, y más de la mitad (53 %) utiliza los asistentes virtuales para monitorizar el estado de salud, los medicamentos y los signos vitales. Así quela relación entre médico, paciente, enfermeros y asociaciones sólo se puede establecer teniendo en cuenta la oferta tecnológica de la última década.

Según una investigación presentada en el 2018 y dedicada al bienestar,los blogs, los foros y las páginas de internet gestionadas por profesionales de la salud sustituirán a un buen porcentaje de médicos tradicionales. Siempre según esta encuesta, el 66% de los italianos acude a internet para buscar información y consejos de diagnóstico, y para comprender cómo enfrentarse a una patología específica.

Se trata de un acercamiento positivo de las personas hacia la innovación tecnológica, pero sobre todo hacia el uso de dispositivos y soportes online, ya presentes en el mundo de la salud. Sin embargo, el riesgo de incurrir en fake news(noticias falsas) online es muy alto. Por eso es conveniente que cada vez más los operadores de la salud y los actores del mundo de la asistencia sanitaria tomen medidas para utilizar la red de manera profesional, aumentando los contenidos y los soportes de calidad y frenando la desinformación.

La medicina está Online

Cada día más, la población en general demuestra tener confianza en los beneficios efectivos que puede aportar la sanidad digital. El 59% de los que han participado en la encuesta de 2018 declara que, entre los servicios que considera más útiles, en primer lugar está la posibilidad de reservar online las analíticas y las visitas con los especialistas. Para el 48% es también fundamental poder consultar los informes clínicos en red y comunicar con el médico directamente desde el Smartphone, en caso de necesidad.

A pesar de ser un ejemplo sacado del sistema sanitario sueco, distinto del italiano, la propuesta «Mink Doktor» puede representar un punto de partida innovador para estudiar. Se trata de un centro digital para la asistencia sanitaria que ofrece consultas médicas online para ayudar a los pacientes con los diagnósticos, la prescripción de medicamentos y los informes.

Los médicos conectados con este servicio trabajan principalmente en los hospitales y, cuando disponen de tiempo libre, ofrecen un servicio de consultoría en la plataforma online. Los pacientes se registran en la página con el número de identificación bancario y empiezan eligiendo la categoría que mejor representa su problema. Cada una de las categorías contiene una guía y algunas preguntas acerca de los síntomas. Además, para las personas que lo desean, existe la posibilidad de añadir algunas fotografías. Cuando el «caso personal» está completo se registra en el portal, a disposición del primer médico que se encuentre online y que se hará cargo de la petición. Normalmente, los tiempos de espera van desde la media hora hasta cuatro horas y media y, si lo considera necesario, el médico puede pedir una visita telefónica o en vídeo con el paciente.

De momento esta oferta está activada solo para los mayores de 18 años, pero en Suecia se están realizando estudios para extenderla también a la población infantil.

Otro posible desarrollo de los servicios de asistencia sanitaria podría ser el uso de contenidos en formato vídeo, para acercar e involucrar a los pacientes en su proceso de cuidados. El hecho es que la generación Y tiene una probabilidad tres veces mayorque la anterior de mirar un vídeo en su dispositivo móvil. Ofrecer a estas personas unos contenidos audiovisuales personalizados e interactivos es fundamental. Por lo tanto, el mundo de la salud debería invertir en la creación de tutoriales, entrevistas con expertos o breves animaciones capaces de facilitar a los nativos digitales el acceso a información de calidad, de forma rápida y en un formato fácilmente accesible.